-->

Escribe y presiona enter

¿Sabe cuántos sueldos dependen de que usted pague los gastos comunes?

On
Sabe cuántos sueldos dependen de que usted pague los gastos comunes
Pagar los sueldos de las personas que trabajan en un edificio representa el 50% de los gastos comunes, según los datos de la empresa Comunidad Feliz, que administra más de 3.000 comunidades en el país.

"Son los sueldos de conserjes, mayordomos y personal de aseo, aunque también se considera a proveedores externos que no están contratados, como es el caso de jardineros, mantenedores de calderas y ascensores. También cuentan los administradores de edificios", explica David Peña, gerente comercial de dicha empresa de administración.

Sólo en la Región Metropolitana hay 18.000 comunidades, dice Peña. Y en ellas, 108.000 trabajadores dependen del pago de los gastos comunes.

"En promedio, los edificios tienen al menos cuatro personas contratadas, si sumamos al administrador y una persona para aseo u otro servicio, el promedio de trabajadores es de seis por cada comunidad. Si analizamos Chile completo, que tiene alrededor de 47.000 edificios, son más de 280.000 trabajadores", calcula.

Guillermo Márquez, gerente de Tecnología de la plataforma electrónica Edifito -que funciona en 4.000 comunidades-, dice que estos datos adquieren otro valor en tiempos donde la morosidad en el pago de los gastos comunes está aumentando.

"En abril, la morosidad entre nuestros socios llegó a 30% en promedio. Las razones para no pagar los gastos comunes que más se repiten son el desempleo y los gastos médicos imprevistos. Nosotros promovemos que las personas que se acerquen a la administración para analizar sus casos y ver opciones de pago", puntualiza.

Iván Guajardo, jefe de operaciones de HVG Administraciones, otra empresa del rubro inmobiliario, dice que aún no han tenido que incurrir en despidos del personal en los edificios que les toca administrar, todos en la Región de Valparaíso.

"Hay edificios que tienen fondos suficientes para soportar el aumento en la morosidad, situación que estamos viendo en todos los edificios. Pero hay otras comunidades que trabajan con lo justo y deben recaudar el dinero de los gastos comunes para pagar sueldos y cuentas básicas", asegura, con tono de preocupación. Guajardo asegura que, en medio de la pandemia, han preferido recortar gastos en otros ítems antes que despedir al personal.

"Los edificios suelen trabajar con la planta justa. Si alguien se va, significa sobrecargar a otro trabajador. Las empresas de mantenimiento que trabajan con nosotros nos dieron descuentos de 30% por tres a cuatro meses de mantención salas de bombas y calderas. Y no estamos gastando en nada que no sea urgente", detalla.

Un olvidado

David Peña, de Comunidad Feliz, dice que un factor importante a considerar es el sueldo de los administradores porque también depende de los gastos comunes. "Si no se puede pagar, se pone en riesgo la quiebra de la comunidad. Hay comunidades que han administrado su propio edificio, pero la Ley de Copropiedad lo permite por un año. Lo más recomendable que sea un externo", asegura.

"Un problema de sacar un administrador en esta época son los temas administrativos, se tiene que hacer cambio de firmas en el banco, se debe obtener las claves para pagar los servicios, se debe contactar a proveedores y así, muchos trámites. Además, durante un cambio de administración, siempre hay información de morosidad que puede perderse y deudas que se dejan de cobrar", advierte Peña.

José Miguel García, administrador asociado a Edifito, dice que existen diversas maneras de reprogramar los gastos comunes impagos.

"Siempre ha sido posible y más ahora en la situación actual. Es importante que se acredite la razón y acordar un calendario para pagar. Lo ideal es que si se trata de un arrendatario, el dueño también esté al tanto y pueda hacerse responsable también", sugiere.

Considerando que el pago de los gastos comunes no es un asunto que atañe sólo a una familia, Peña propone repactar en cuotas.

"En estos tiempos la cobranza se debe realizar considerando que hay familias que no están recibiendo ingresos. Para que eso mismo no pase con los trabajadores del edificio, es necesario que quienes pueden, sí paguen sus boletas", explica.

Click para comentar