Escribe y presiona enter

Pancho Pérez-Banen se sumergió en el río Trancura para "Gente de la tierra"

On
Pancho Pérez-Banen se sumergió en el río Trancura
Este sábado a las 19:30 horas, en el debut "Gente de la tierra", serie documental de T VN que muestra a diversos rostros viviendo la cultura mapuche en la región de la Araucanía, el actor Francisco Pérez-Bannen se sumergió en las heladas aguas del río Trancura pegando 10 estrepitosos alaridos durante 18 segundos, tras asomar la cabeza fuera del agua.

"Esto fue grabado exactamente hace un año atrás, para el We Tripantu (celebración del Año Nuevo mapuche). Grabé todo un día de ceremonias que empiezan muy temprano. Lo primero fue esta inmersión en Trancura, después un Guillatún (otro rito) de agradecimiento y tras eso, en la noche, un Tragun, que es la asamblea de todas las comunidades", explica Pérez-Bannen.

-¿Le explicaron antes lo de meterse al río?
-No, fue muy loco. Me lancé a un viaje misterioso, sabía que iba a una celebración al Wallmapu (territorio mapuche), nada más. La noche anterior me dijeron que la primera ceremonia, la inmersión, era al despuntar el amanecer. Ese día llegamos a la orilla del río y me dijeron que yo viera hasta dónde quería participar. Podía meterme con ellos al agua así que quedé con la pelota en el área, jajá. Sabía que era un agua que yo creo que está con suerte a un grado (Celsius). Hacía mucho frío, empecé a resistirme. Pensé que iba a quedar entumido todo el día y debía seguir grabando al aire libre, que me podía resfriar. Empecé a observar y me sentí llamado, que era un regalo de la naturaleza.

-¿Por qué los gritos?
-Sentí que esa agua gelida me dijo: "Métete aquí, renueva tu energía, comienza este nuevo ciclo". Entré en un trance ritual. Me saqué la ropa y me sentí uno más en la ceremonia. Fue increíble. Ya no tengo mucho recuerdo cómo me metí al agua.

-Fue en posición bombita.
-Lo que sí recuerdo fue la sensación del agua fría que te paraliza. Es un golpe de frío en el que no puedes respirar. Una vez que respiras sientes la energía. Salí del agua y me volví a meter. Los gritos fueron una catarsis, una mezcla de emoción, energía y agradecimiento, de gritar que estaba ahí presente. Estoy muy contento por la experiencia.

Click para comentar