-->

Escribe y presiona enter

Las cuentas felices de Alonso Quintero vendiendo pastel de choclo

On
Las cuentas felices de Alonso Quintero vendiendo pastel de choclo
Alonso Quintero (26) nunca fue fan del pastel de choclo hasta que su polola, Nicole Kôhnenkampf (32), le preparó el tradicional platillo. "Lo encontré tan rico que le dije que deberíamos venden Ella es esteticista y yo actor, así que los dos estamos parados por la pandemia", dice el también estudiante de sociología. "Lo pensé harto porque me daba miedo invertir, en especial cuando los tiempos no están para perder plata", admite Kôhnenkampf.

Finalmente los pololos -que se conocen hace siete años, pero están juntos hace seis meses- se atrevieron con la pyme (@pastelesdechoclo_delivery en Instagram) e incluso le sumaron a la especialidad de la casa otros dos platos: pastel de papa y lasaña. Todos los productos tienen un valor de $4.000 y la porción es individual. "Al principio se nos salió de control, porque recibimos 114 pedidos de una", recuerda la esteticista. Tras la alta demanda, la pareja decidió vender sólo dos veces por semana (miércoles y domingo). "Intentamos que no sean más de 50 pedidos por día", añade Quintero, que está dedicado a la logística y los números, mientras que Nicole a la cocina. Un tercer socio (amigo de la pareja) se dedica a repartir.

-¿Cuántos pedidos ha tenido, Alonso?
-Nos ha ido re bien, en especial para estos tiempos. Hemos vendido en dos meses - abril y mayo- 700 productos ($2.800.000). A eso hay que descontarle el gasto en insumos que puede ser variable, porque los choclos a veces son más grandes y otras veces más chicos.

-¿Ha hecho ese calculo?
-Calculamos que el costo de producción es entre $1.000 a $1.500 por producto. Es decir nuestro margen de ganancia es entre $2.500 a $3.000 por cada pastel de choclo, pastel de papas o lasaña que vendamos.

Le hago el cálculo. Si le restamos los costos (calculando que por pastel gastan $1.000) la ganancia total es $2.100.000. En dos meses -cada uno de los tres socios- ha recibido $700.000.

-¿Qué le pareció el éxito de la pyme, Nicole?
-Nos ha ido súper fin. Alonso nos transfiere a fin de mes y la primera vez que me pagó quedé en shock con el monto. Hay gente que gana lo mismo trabajado de lunes a sábado. Estamos felices.

Trabajar en pareja

Para el actor de "Perdona nuestros pecados" (Mega, 2017) y "Río oscuro" (Canal 13, 2019), quien asegura estar "completamente recuperado" luego de ser acuchillado afuera de un karaoke de Bellavista en febrero, la técnica de trabajar en pareja está en dividir la pega. "El desafío de tener una pyme con tu pareja es que sin duda en algún momento van a chocar porque alguien hizo algo mal. Es súper importante tener claro qué labores tiene que realizar cada uno para así evitar discusiones. Otro punto es tener la sensatez suficiente para entender que cuando un comienza un negocio van a existir sí o sí errores", dice Alonso Quintero.

-¿Usted a veces cocina, Alonso?
-No me gusta mucho, jajajá. Cuando me pide ayuda en la cocina hago cosas básicas como moler el choclo o rallar el queso para las lasañas.

-¿Le gusta que Alonso la ayude, Nicole?
-En esas cosas, sí. Me ayuda poco a cocinar porque no tiene mucho talento para la cocina, jajajá. Yo prefiero cocinar sola. Sí le pido que pele los huevos, remoje las pasas y separe las aceitunas. Pelar los choclos es mucho trabajo y él siempre me ayuda en eso.

-¿Qué puede decir de su receta?
-Es una receta de mi mamá. La verdad es que no sé por qué queda tan bueno, no tengo un secreto. Lo que sí hago es preparar el pino el día anterior para que repose.

Click para comentar