Escribe y presiona enter

On
Diputado Paulsen relata accidente que sufrió en la ruta 5 Sur
A las 9 de la mañana de este lunes el diputado y presidente de la Cámara de Diputados, Diego Paulsen, viajaba desde su casa en Temuco hasta Santiago junto con otras dos personas de su equipo parlamentario. Una de ellas conducía el Hyundai Elantra gris que utiliza el político en su calidad de parlamentario. Paulsen viajaba al lado derecho del asiento trasero y durante el trayecto los tres ocupantes conversaban acerca de la torrencial lluvia que a esa hora azotaba fuerte contra el parabrisas del automóvil; un aguacero que hace tiempo no veían en la zona.

El agua no cesó y cerca de las 1 5:30 horas, a la altura del kilómetro 106 de la Región de O'Higgins, frente al mítico local "Juan y Medio", el conductor del auto se encontró con una posa de agua que no pudo esquivar y el vehículo comenzó a dar vueltas como un trompo.

"Recuerdo que al llegar al bache de agua salimos disparados contra la barrera de contención de la carretera y comenzamos a girar como trompo; las vueltas nos tiraron hacia fuera del camino. Justo entre la carretera y la línea del tren hay un desnivel de dos metros y medio aproximadamente (donde cayó el auto) y ahí uno de los fierros de la reja verde, que resguarda la línea del tren, pegó contra la puerta donde iba yo y eso hizo frenar el auto", cuenta el diputado. Y precisa que, una vez detenido el vehículo, él pudo abrir y salir por esa misma puerta que le salvó la vida.

El efecto de hidroplaneo

El profesor de mecánica automotriz de la Universidad Federico Santa María (sede Concepción) Arnaldo Álvarez precisa que en el accidente del diputado ocurrió un efecto llamado hidroplaneo. "Es un fenómeno similar a cuando uno tira una piedra plana sobre el lago. Sucede que el neumático se encuentra con el agua posada y dependiendo de la velocidad (entre otros factores) se provoca este efecto de flotación y el auto como que planea por sobre el charco, entonces no se puede mantener el control del vehículo", detalla el especialista y agrega que en estos casos no es recomendable usar el freno de mano, porque ese sistema bloquea las ruedas traseras y eso podría provocar un derrape más brusco.

"Estas situaciones solo se pueden evitar conduciendo a una velocidad menor a lo normal y una vez ya cuando estás en esa condición (en medio de un hidroplaneo) hay que buscar cierta serenidad e intentar frenar de a poco", agrega el profesor.

Segundos eternos

"Nunca perdí la conciencia. Son segundos, pero se hacen eternos. Traté de mantener la calma y todos salimos bien", comenta el parlamentario RN a quien luego le constataron contusiones en el cuello y en la espalda baja (arriba del glúteo) donde hoy tiene un moretón. Desde ese día está con dosis de Tramadol y Paracetamol cada ocho horas y un relajante muscular.

- ¿Iban muy rápido?
-No. íbamos con tiempo. Las reunión que teníamos era a las 17 horas. En ese sector me parece que muchas veces hay accidentes cuando llueve, porque se forman baches.

- ¿Qué pensó mientras giraba dentro del auto?
-Se me pasó todo por la cabeza...mis hijos, mi señora, la peor sensación era pensar: esto no para, no para de girar, y trataba de agarrarme de donde se pudiera. Me agarré de la manilla que va sobre el vidrio y con la otra mano me aferré del apoya cabeza del asiento delantero, esperando que esto parara. Te empiezas a preguntar cuándo paramos, ojalá no chocar a otro auto.

1 comentarios:

avatar

Es la unica foto que capturaron???????

Click para comentar