Escribe y presiona enter

On
Daniel Arcos
Daniel Arcos dice que esta semana ha sentido mucha paz. El basquetbolista, que juega en Deportes Castro, reveló el lunes, a través de una extensa carta en Instagram, que es homosexual. "Han sido de los mejores días que recuerdo en mi vida", asegura Daniel, a quien le interesa contribuir con su mensaje a "eliminar esos closets que no deberían existir".

Arcos se liberó de esta mochila, como la define, hace tres años con su familia. "Yo le conté sobre mi orientación sexual primero a mi hermana cuando tenía 23 años, luego a mi madre a los meses y después a mi padre", recuerda el alero, que partió en este deporte a los 6 años y ha hecho toda su carrera en Deportes Castro, siendo campeón de la Liga Nacional en la temporada 2011-2012.

En otras latitudes, la homosexualidad dejó de ser un tema tabú antes. En 2013, Jason Collins declaró ser gay en la revista "Sports Illustrated" y se convirtió en el primer jugador activo de la NBA en salir del armario, como se definía antiguamente.

En marzo, el basquetbolista argentino Sebastián Vega hizo lo propio. "Conversé con Vega, le dije que me sentí parte de eso y me gustaría abrir el camino en el deporte chileno", cuenta Arcos.

Su camino no ha sido fácil y varias veces pensó en abandonar el básquetbol. "En la adolescencia, por ejemplo, cuando veía que no estaba encajando con el estereotipo de basquetbolista, en cuanto a la masculinidad que se espera. Ahora me han llegado muchos mensajes de personas que dejaron de hacer deporte por estas razones o están en ese clóset que ya no debería existir", dice el capitán de Deportes Castro.

-En 2016, Florencia Espiñeira, ciclista de mountain bike, dijo que en Chile "vivir abiertamente la homosexualidad todavía es un activismo".
-Luego de publicar mi carta, me di cuenta de que esto aún se ve como un activismo, pero me siento feliz de ser parte de los cambios. Si mucha gente se sorprendió, me agradeció o me considera valiente es porque en Chile la homosexualidad aún es tema y estamos atrasados, debería tomarse con más naturalidad o normalidad.

-Por un lado no debería llamar la atención, pero a la vez aún representa una lucha para muchas personas en el mundo.
-Claro, si bien esto no debería ser noticia, aún hay discriminación, abusos, hasta asesinatos de personas por su orientación sexual o identidad de género, cosas que en el 2020 deberían desaparecer y es responsabilidad de todos. Quise contar esto ahora que todavía estoy vigente como jugador. Si más deportistas homosexuales se mostraran tal cual son sería más fácil para las nuevas generaciones, tendrían referentes y se podrían sentir parte. En Chile nos callamos para no incomodar y eso hace mal.

-Contó que muchas veces evadió preguntas incómodas.
-Sí, las típicas preguntas sobre si tenía pareja o en los grupo de varones que se conversa sobre las fiestas y con cuántas chicas estuviste. A veces tenía que mentir o simplemente quedarme callado, fingiendo para poder encajar con mis compañeros de equipo.

-Las burlas son comunes en los camarines. ¿Le afectaron?
-Nunca recibí burlas directas, porque no había conversado sobre mi orientación sexual con nadie, pero dentro del camarín los entrenadores o jugadores dicen frases como "estamos defendiendo como mariquitas, están jugando como maricones". Frecuentemente se asocia ser homosexual con rasgos negativos como la debilidad o la poca hombría. Varias veces vi que se criticaba cuando compañeros se daban muestras de cariño. Creo que esas situaciones no deberían seguir ocurriendo porque nadie sabe lo que está pasando la otra persona y en qué parte de su batalla o proceso personal va.

Con la liga suspendida

Debido a la emergencia sanitaria, la Liga Nacional de Básquetbol anunció la suspensión definitiva de la temporada 2019-2020, en marzo. Aparte del básquetbol, Daniel Arcos es terapeuta ocupacional y aún está dividido en sus vocaciones. "La liga se suspendió, no hubo campeón y muchos contratos con los clubes se terminaron, la mayoría de los jugadores está sin club. Yo estoy esperando que la situación por la pandemia mejore para definir mi futuro, pero mi idea es seguir jugando, aunque también tengo pensado retomar mi profesión de terapeuta ocupacional", dice el deportista de 26 años.

Click para comentar