Escribe y presiona enter

On
Por qué el dorso es la parte más sensible de la mano y cómo puede cuidarla del jabón y el alcohol gel
¿Sabía que sus manos producen un aceite? Si usted abusa con el uso de productos químicos, como alcohol o cloro o jabón, no se queje después de lucirlas secas y resecas, agrietadas o que le pican. Especialistas explican cómo cuidar la parte más sensible y evitar la dermatitis.

El jefe de la cátedra de dermatología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Valparaíso, Antonio Guglielmetti, precisa que han aumentado los casos de dermatitis por contacto "porque nuestra barrera cutánea no resiste tanto lavado y más si le agregamos productos fuertes. En las consultas de un caso a la semana hoy vemos cuatro a cinco a la semana. Este martes acabo de atender a una paciente que llegó con sus manos sangrando. Era alérgica y se descompensó. Estamos más expuestos a irritantes, antisépticos, alcohol y hay mucha manipulación con productos clorados".

Dorso de las manos

Dice que la primera manifestación del problema es a nivel de dorso en las manos, a pesar que uno toca todo con las yemas, dedos y la zona palmar. "Si uno revisa 10 manos, ocho van a tener el torso seco y no necesariamente con alergia. Cuando está la zona áspera es el preámbulo para la dermatitis. Después que se seca empieza a agrietarse, picar, uno se rasca y se produce el eczema o dermatitis". Dice que el frío es un factor térmico que incide en el problema en las manos. Agrega que los productos pueden arrastrar las pocas glándulas sebáceas que se pueden tener, especialmente en el dorso de la mano "La piel de las palmas tiene un estrato corneo más grueso, está preparada para sufrir más agresiones ya que es una superficie que está expuesta a la interacción con los objetos del ambiente. En cambio, el dorso de las manos no posee estas características, siendo mucho más sensible a la acción del frío, agua, detergentes, lavalozas y otros agentes irritantes", aporta Andrés Figueroa, dermatólogo de Clínica Universidad de los Andes.

Natacha Quezada, dermatóloga de la Red UC Christus, recuerda: "Cuando uno se lava mucho las manos con sustancias que son expertas en quitar toda la grasa, deja la piel indefensa. Esto produce la alergia, que parece como una quemadura, una mano seca, roja y descamativa y te pica y duele. Lo que tiene más contacto son las palmas, la piel más gruesa, es la que se demora más en repararse".

Jabón y luego vaselina

Guglielmetti acota que "como hay que seguir lavándose las manos hay que usar jabones los más oleosos posibles, con ningún antiséptico (alteran la barrera cutánea), tratar de usar los más neutros posibles. Después del lavado aplicar crema hidratante que no pude ser cualquiera. Para lubricar bien, debe ser sin aroma, con poca agua, con mucho aceite. Lo ideal es que sea un pote con dispensador. "Lo más aconsejable es usar humectantes con aceite mineral o vaselina sólida. La vaselina es un lubricante neutro de muy bajo costo que si bien no es agradable desde el punto de vista cosmético, pero útil. También ungüentos y cremas que se expriman de un tubo, ya que son más efectivos que los productos que se extraen de botellas".

Figueroa agrega que para proteger el manto lipídico, una capa que actúa como barrera y también participa en la retención de agua, es aconsejable "el uso de jabones que no sean tan agresivos, como syndet, no utilizar otros agentes irritantes y desengrasantes. Se aconseja lavar con guantes para evitar el contacto con detergentes y lavalozas". También recomienda las cremas humectantes que contengan agentes específicos como las ceramidas para restaurar la barrera lipídica de la piel. "Estos elementos ayudan a retener agua en el estrato corneo de nuestra piel, previniendo la deshidratación y la formación de eczemas", comenta.

"Si no tengo para ponerme crema simplemente me aplico aceite de guagua", agrega la dermatóloga Quezada.

Membrana celular

Diego Sierra, doctor en Química y académico del Instituto de Química y Bioquímica de la Universidad de Valparaíso, comenta que "los jabones, en general, tienen la misión de limpiar parte importante de la suciedad que está en las manos que se pega por la presencia de la capa de grasa protectora de la piel. Lo que hace el jabón es disolver esa capa por lo tanto las manos quedan desprovistas de protección. Un jabón muy fuerte puede disolver la membrana celular porque está compuesta de lípidos que es la grasa. Esto produce resequedad y luego descamaciones".

Solo para emergencias

Guglielmetti, dice que "el alcohol gel solo se debe usar para las emergencias, por ejemplo si le toca salir de la casa". Sugiere lavarse, echarse crema, ponerse guantes y salir a comprar. Luego, se desechan los guantes "y evito usar alcohol gel, una buena forma de no irritarse las manos". Del cloro, acota que es un agente primario irritante en las manos al igual que el alcohol, por su pH y concentración ácida.

Amalina Haddad, Category Manager Dermocosmetica Farmacias Cruz Verde, acota que el mayor uso de productos en las manos "ocasiona resequedad extrema dado que se altera el pH y con ello parte de nuestro manto ácido es removido. Para restablecer este equilibrio hay que usar cremas con activos de hidratación profunda".

Click para comentar