Escribe y presiona enter

Maca Pérez habla de sus días en la casa de Coco Zurita en EE.UU.

On
Maca Pérez habla de sus días en la casa de Coco Zurita
En la búsqueda de sus respectivos sueños y siempre arriba de una bicicleta, Coco Zurita y Macarena Pérez se han cruzado varias veces a lo largo de sus vidas. La rider chilena de 23 años y medalla de plata en el último Mundial UCI de BMX Freestyle de China fue alumna de Zurita hace más de una década y desde ese minuto se generó un poderoso vínculo entre ambos deportistas.

"Ella iba desde chiquitita y siempre fue muy aplicada. Con mi amigo Nicolás Illanes teníamos una escuela que se llamaba Revolución que tenía un trasfondo cristiano evangélico y nuestra idea era impregnar a los niños de valores de vida", cuenta Zurita, el exponente más exitoso de la disciplina en Chile y quien también fue maestro de varios de la nueva generación de exponentes del BMX freestyle.

Aquel rol que tomó el rider chileno, dos veces medallista de los X Games, se trasladó en la actualidad a la apertura de las puertas de su hogar para recibir a deportistas chilenos. Zurita vive hace doce años en California, en una localidad que se llama Tehachapi, a 186 kilómetros de la ciudad de Los Angeles.

"El año pasado vine un par de veces y ahora me vine a quedar con Coco y la verdad es que ha sido una gran experiencia, sobre todo para el desarrollo de mi deporte", cuenta Macarena, una de las promesas chilenas del BMX y que está clasificada a los Juegos Olímpicos de Tokio en la categoría freestyle.

¿Pero por qué el hogar de Coco Zurita se ha transformado en un centro de operaciones para los riders chilenos? La respuesta es clara: por su cercanía con Woodward West, una especie de paraíso para todos los cultores de los deportes extremos, un gigantesco parque que cuenta con todas las instalaciones imaginadas para practicar skate, BMX, roller y scooter, entre otras disciplinas.

"Vienen atletas de todos los lugares del mundo, es un centro de alto rendimiento y es como el mejor lugar para entrenar. Así que me propuse abrirles las puertas de mi casa a mis amigos chilenos para que puedan aumentar su nivel. La casa donde vivo es grande, pueden estar tres o cuatro personas sin problemas. Tenemos espacio, estamos en medio del campo y junto a las montañas", añade Coco de 36 años.

Para Macarena, atleta Vans, la oportunidad ha sido "increíble". "Antes venía por dos semanas pero Coco habló con la gente de Woodward y pudimos seguir entrenando. El lugar te ofrece toda la infraestructura para hacer trucos sin lesionarte", dice la joven que practica la disciplina park (en espacios abiertos). "Yo les dije que traería puro filete chileno y la Maca ha dejado una gran imagen", añade Coco, quien se dedica a la media tubería (plataforma en U).

El conocimiento entre ambos también facilitó el aspecto doméstico. "Es mañosa, jajaja", bromea Coco. "Nooo, es broma. Es ordenada, estructurada, tozuda y llevada a sus ideas. Y está perfecto porque para ser deportista profesional hay que tener un carácter fuerte. Igual el tema de convivir es súper común en Estados Unidos. Los chicos se van a los 19 años de sus casas y viven con amigos, es súper normal", apunta Zurita.

"El apoyo de Coco ha sido muy grande. En la casa cada uno hace lo suyo. Nos ordenamos con las tareas domésticas y todos colaboramos. Uno hace aseo o nos turnamos para ordenar la casa, aunque el tema de la alimentación es distinto y cada uno se cocina y se preocupa de ese tema", agrega Macarena, quien seguirá entrenando mientras está a la espera de noticias sobre los próximos torneos, que están todos suspendidos por el momento.

Click para comentar