Escribe y presiona enter

On
Cirujano de la Clínica Santa María
Hace cinco semanas el cirujano Enrique Waugh, de la Clínica Santa María, advirtió que la prevención contra el Covid-19 era igual a una pirámide. En ella, dijo, se incluyen cuatro pisos: el primero es el modo coronavirus de vivir, que implica el uso de mascarillas, la distancia social y el lavado permanente de manos. El segundo es la cuarentena voluntaria, que en este momento se aplica en casi todo el país, menos en el Gran Santiago y otro puñado de comunas. El tercero es la cuarentena obligatoria, que hoy afecta a cerca del cuarenta por ciento de la población. El cuarto es la cuarentena sanitaria, que se aplica a los enfermos.

Cuando el doctor Waugh explicó la pirámide, nos movíamos entre el primer y el segundo piso de la pirámide. Ahora, que estamos en el tercero, la cosa es diferente.

"Esta es la etapa de contención de daños", dice el profesional, "y hay que lidiar con ella con la menor cantidad de daño posible, tanto en lo sanitario como en lo económico".

El doctor Waugh piensa que en unas tres semanas más, el sistema sanitario va a estar "sumamente presionado y vamos a tener momentos súper dolorosos; va a haber baja disponibilidad de recursos y una presión enorme sobre la gente que trabaja en salud".

Pero algo más importante aún, dice: "Esto no es responsabilidad solamente de las autoridades y del personal de salud, sino de todos los chilenos", advierte.

Waugh piensa que toda la gente que vive en la Región Metropolitana y ve las noticias debería darse cuenta de que viene un periodo de varias semanas en que "vamos a sufrir el problema con la menor cantidad de daños posible, pero daños va a haber".

Por ahora y para aminorar los efectos, dice que las personas deben respetar la cuarentena total, que "es una maniobra durísima" por las implicancias que tiene para un "montón de gente, especialmente la que tiene situaciones sociales, culturales y económicas más difíciles".

"Vamos a tener mucha angustia, presión, dolor y sufrimiento social", advierte. Hay que saberlo.

-¿A qué países nos estamos pareciendo en la evolución de la pandemia, doctor?
-Hay algunos poquititos países que han destacado por hacerlo diferente. Por ejemplo, Israel, Nueva Zelanda, Corea del Sur, Islandia, China, si uno creyera en sus datos, han logrado detener esto por ahora. ¿Por qué? Esos países tienen una ventaja cultural y social que les permite afrontar esto de manera diferente.

236,7 es la tasa de incidencia de casos en Chile, según el último informe epidemiológico del Minsal, al 17 de mayo. Eso quiere decir que hay 236,7 contagiados cada 100.000 habitantes.

Click para comentar