Escribe y presiona enter

On
Josefa Pichara hija de Carla Ochoa
El tiempo pasa para todos y Carla Ochoa no puede creer que en tres semanas más su hija Josefa Pichara sale de cuarto medio. Su retoña ya tiene 18 años y, pese a que dicen que es una edad complicada, la ex modelo dice que ella es su compañera.

"Ahora vamos juntas a saludar a mi mamá por el día de la madre. La veremos de lejos, sin abrazo ni besos", comenta este domingo, poco después del mediodía. Esa es una de las pocas salidas que hacen, porque desde que llegó la pandemia de la Covid-19 a Chile, Carla y su hija se han refugiado en el departamento que las dos eligieron y en la que viven hace más de un año.

"Llevamos dos meses encerradas. Ella igual sale donde su papá semana por medio, pero nos hemos cuidado mucho. La Jo es muy entretenida y movida", declara la madre.

En este tiempo han aprovechado de hacer cosas juntas, que según Carla, antes no podían hacer: "Ella iba el colegio y yo también hago mis cosas. Así que en este tiempo hemos tratado de disfrutarnos".

-¿Qué cosas han hecho, Carla?
-Algo que nunca habíamos podido hacer y que ahora estamos haciendo es entrenar juntas. Ha sido súper bonito, porque a mí me encanta hacer deporte y ahora ella se me unió. Vía Facetime hacemos una hora todos los días de entrenamiento con @funtionalcoach. Ella también me regalonea con cosas que hace ella misma.

-¿Cómo cuáles?
-La Jo hace muchas cosas bien y entre ellas está cocinar. Le gusta hacer queques, galletas y me enseña. Igual las hacemos sanas, con harina de almendras, pero también goloseamos harto comiendo chocolates.

-¿Igual se dan sus espacios?
-Claro, normalmente ahora en tiempos de cuarentena almorzamos juntas sí o sí, porque durante el día nos damos los espacios. Ella habla con sus amigas en su pieza, yo hago mis cosas, mi yoga y medito y ella también lo respeta.

-¿Cómo describiría a Josefa?, para hacernos una idea de cómo es ahora que está grande.
-La Jo es maravillosa. Es acuario, puro aire, llena de energía, creativa. He disfrutado todas sus etapas, pero esta me encanta: se ha transformado en una niña muy madura. No está grande sólo físicamente, sino que es emocionalmente también. Es una niña emocionalmente sana. Me gusta también porque ella me mueve a hacer cosas y me saca un poco de todo lo que estamos viviendo.

-¿A se refiere?
-Con la energía que tiene, por ejemplo, el otro día fuimos con todas las medidas sanitarias a subir el cerro Manquehue. Yo nunca lo había hecho y ella me movió a hacerlo. También me enseña cosas tecnológicas, en las que uno se va quedando atrás, el Tik Tok es uno de ellos. Hacemos videos y los guardamos para nosotras. También le gustaría que yo aprendiera inglés, porque ella habla súper bien. Yo le digo que sí, pero soy muy dispersa. Ahora mismo la estoy mirando y me emociona que ella me enseñe cosas.

-¿Qué más reflexiona ahora que la está mirando?
-Que siento que hemos ido creciendo juntas. Que me encanta su adolescencia y ser su mamá. Que ser mamá es lo que más he disfrutado en mi vida, es lo que mejor sé hacer.

Justo suena el citófono. Es de la portería. Josefa le dice a Carla que ya llegó su regalo del día de la mamá.

"Te tengo que cortar", dice la ex modelo.

En unos minutos, Ochoa envía por Whatsapp una foto del presente: un arreglo de flores silvestres.

"Mira qué hermosas y delicadas, igual que mi Josefa", escribe.

Click para comentar