Escribe y presiona enter

Arturo Vidal a los 33 años: "Me siento mejor que nunca"

On
Arturo Vidal a los 33 años
Entre todos los saludos que recibió Arturo Vidal por su cumpleaños 33, destacó el de Jorge Valdivia, muy en su estilo dicharachero. "Felicidades por tu cumpleaños. Seguirás siendo el mejor de todos, aunque a mí me gusta Bielsa", posteó el Mago, y acompañó sus palabras con emoticones de risas.

El volante del Morelia se sumó a una larga lista de cracks que expresaron sus parabienes por la llegada del Rey a la edad de Cristo, como se cantaba el 33 en la Lotería. La lista incluye a Andrea Pirlo, Franck Ribéry, Ivan Rakitic, James Rodríguez, Gary Medel, Erick Pulgar, Mauricio Pinilla, Cristián Sánchez, Mario Velasco y Begoña Basauri, entre otros.

Un saludo más tierno fue el de su polola, la colombiana Sonia Isaza, que agregó un set de imágenes de ambos con mensajes "te amo" y el mítico cantante mexicano Vicente Fernández interpretando "Las mañanitas" de fondo.

"Un día maravilloso con mis amores. Ya son 33 años y me siento mejor que nunca", escribió Vidal, una sentencia que parece ratificada por sus posteos anteriores en que muestra un despliegue físico más que elogiable para todo el carrete deportivo que ha tenido en sus 14 años de carrera profesional (en el último, hizo 3.000 metros en ocho minutos 58 segundos).

"Artuvo Vidal destaca en esta tendencia de los jugadores que están a mejor nivel a más edad", enfatiza César Kalazich, deportólogo de la clínica Meds y médico de las selecciones juveniles.

El experto que los futbolistas comienzan su declive entre los 32 y 34 años, lo que no significa retiro, sino, por ejemplo, jugar en clubes de menor exigencia. "Una cosa es seguir jugando al nivel de Arturo Vidal en el Barcelona y otra que estén en un equipo más chico. Es raro tener un alto nivel a edades más tardías. Y esa es la mayor diferencia de él con los demás", afirma.

Varios factores explican la posibilidad de que Vidal y otros deportistas que ya cruzaron la barrera de los 30 sigan en el primer nivel de rendimiento. A nivel personal, se parte por la genética que, en el caso del Rey, parece clave; el historial de lesiones y el entrenamiento visible e invisible.

"Hoy día los atletas son más conscientes de la necesidad del autocuidado. Los grandes profesionales tienen equipos de trabajo personalizados", dice el nutriólogo y deportólogo Rafael Gutiérrez.

Vidal cuenta con el PF Juan Ramírez prácticamente 24/7 y, además, con su polola, que ha hecho del entrenamiento una religión, del gimnasio un templo y de su cuerpo una bendición.

"La telemetría está jugando un papel muy importante y de ahí el uso de GPS. Con esto marcas ritmos de trabajo, distancias y frecuencia cardiaca de cada atleta, gasto metabólico, etc. Y todo esto lo usas para saber la calidad del entrenamiento, los estados de recuperación y las necesidades energéticas", agrega Gutiérrez.

El PF Manuel Astorga añade, a los sistemas y metodologías de entrenamiento, la medicina deportiva. "Ayuda, por ejemplo, con la mejor recuperación de las lesiones o con el uso de ciertas sustancias ergogénicas, como la coenzima q 10, que permiten eliminar los radicales libres, retrasar el envejecimiento prematuro de las células y proteger el sistema", afirma.

Añade que hay deportistas que disponen de cámaras hiperbáricas y de criogénesis que también permiten acelerar la recuperación de lesiones.

Y aporta otro antecedente clave. "Un mediocampista tiene un trajín alto en volumen de trabajo por distancias recorridas. Los centrodelanteros o zagueros centrales requieren más velocidad, explosión. Una de las cualidades fisiológicas que se va perdiendo más rápidamente es, justamente, la velocidad. La resistencia se puede prolongar más tiempo. Un maratonista puede correr hasta los 40 años. Un velocista, no. Y los arqueros pueden ser aún más longevos. Buffon juega con 42 años, mi padre jugó hasta los 41 ejemplifica Astorga.

Click para comentar