-->

Escribe y presiona enter

Arturo Vidal les regaló dos perros labradores a sus hijos

On
Arturo Vidal les regaló dos perros labradores a sus hijos
Llega un momento en el que los hijos crecen y se reduce el arte de recoger juguetes todo el santo día. Aparecen los trabajos manuales y asoma el fantasma de la tecnología. En esa montaña rusa física y emocional, una petición llegará a oídos de los padres más temprano que tarde: la posibilidad concreta de sumar una mascota.

"Hace tiempo mis hijos querían tener perritos", cuenta Arturo Vidal desde España, profundizando en la enigmática presencia canina que irrumpió en una de sus últimas fotografías de Instagram. Un posteo escrito con sus propios deditos y que acompañó junto a una foto de él mismo en actitud de relajo, vistiendo chalas Nike tipo Zico y con la luminosa presencia de dos perros, de raza labrador, identificados como Thor y Princesa.

"Llegaron guagüitas a la casa. Ellos viven conmigo acá en mi casa de España y son ideales porque juegan todo el día con los niños, pero los dueños son ellos. Tienen mucha energía y lo pasamos bien juntos. Son bonitos y juguetones, súper juguetones", añade Vidal, sobre la aparición de la pareja de canes que mueve la colita en la vida de sus herederos Alonso, Elizabetta y Emiliano.

Los labradores, precisamente, tienen una fama consolidada en el mundo como la de excelentes perros de compañía. Algunos pueden ser muy desordenados y comerse todo: desde un sillón hasta esa vieja y querida hawaiana.

"Los perros labradores tienen características bastante especiales. Son muy alegres, optimistas, y están dispuestos a jugar casi siempre. Es decir, maduran poco y son eternamente juveniles. Y por eso se les asigna el concepto neoténicos, que se relaciona a que ellos conservan sus características juveniles casi toda la vida. Es una de las grandes diferencias que tienen en ese sentido con otros perros, como los pastores alemanes, los akitas, o los chow chow, que limitan su juego bastante con los humanos después del año y medio", explica José Manuel Leal, etólogo y adiestrador canino.

"Tienen una muy buena aproximación con los niños en general. Si dispone de una buena condición física y de actividades adecuadas, de buena socialización, el perro labrador se mantendrá bastante equilibrado. Si no ocurre, puede haber algunos problemas de comportamiento como destrozos, excesos de ladridos o que terminen saltando arriba de la gente, pero por eso es importante que los perros tengan su momento para el movimiento", agrega el experto del portal adiestramiento.cl.

Princesa y Thor fueron bautizados por Elizabetta y Emiliano y hasta el momento se han comportado a la altura. El futbolista del Barcelona, de quién se dice podría irse al Inter de Milan o a la Juventus la próxima temporada, también se ha compenetrado muy bien a la dinámica canina, pese a que sus animales favoritos por masacre son los caballos, sobre todo los de carrera.

"Me gustan los perros, son una buena compañía para mis hijos. Ellos están felices y también es bueno que desde chico sepan cuidar y proteger a los animales", añade Vidal, sobre la pareja de perros que mostró en redes sociales y que más de alguien los comparó como si fueran el doble opuesto de Atom y Humber, los míticos perros golden retriever de Alexis Sánchez, que lo acompañan en todas sus andanzas.

"Como son tan inteligentes, se usan como lazarillos y perros de trabajo porque tienen mucha tolerancia a la frustración y están dispuesto a interactuar positivamente con todos los humanos", sentencia el etólogo José Manuel Leal

Click para comentar