Escribe y presiona enter

Aníbal Mosa cerró negociación con jugadores:Se acabó el tiempo"

On
Aníbal Mosa cerró negociación con jugadores
Aníbal Mosa se confiesa agotado por las negociaciones de Blanco y Negro con el plantel profesional de Colo Colo. Desde que el club entregó la propuesta de rebaja salarial el 2 de abril han tenido reuniones presenciales en el Monumental, luego por Internet vía Zoom y más tarde tripartitas con la Dirección de Trabajo para llegar a una solución y de este modo evitar que 25 jugadores finalmente se acogieran al seguro de cesantía, de acuerdo a la solicitud inicial de ByN a través de la ley de protección del empleo.

"Se acabó el tiempo, es lamentable", explica Mosa. Como presidente de la concesionaria dejó en manos del segundo a bordo, Harold Mayne-Nicholls, los tira y afloja con el capitán Esteban Paredes y el resto de los representantes de los jugadores: Juan Manuel Insaurralde, Julio Barroso, Matías Zaldivia y Miguel Pinto. "Hemos tenido cinco reuniones, hemos hecho cuatro propuestas, y no veo en los representantes del plantel una disposición a bajar sus demandas extremas, sobre una baja salarial que es completamente comprensible en los días que estamos viviendo hoy en todo el mundo y en Chile", explica Mosa.

"Llevamos seis meses de inactividad y hoy es imposible prever cuándo podrá retomar de manera normal la actividad y jugarse con público. Estamos en una de las peores pandemias sanitarias de los últimos cien años y eso, al parecer, los jugadores no lo entienden", agrega.

Mosa dice que en adelante se respetará la propuesta inicial de Blanco y Negro, que era bajar la mitad del salario desde abril a diciembre de este año y que el 50 por ciento de lo adeudado se les entregará desde enero a septiembre de 2021. Ya no se moverá de ahí. De los 224 empleados de Blanco y Negro, a 72 se les hizo la propuesta: 47 firmaron y los 25 jugadores no.

"El fútbol no es distinto a otras actividades que se han visto en la obligación de rebajar el sueldo a sus trabajadores porque la crisis es de tal magnitud que ha afectado a todas las actividades productivas y no productivas en todo el mundo. Desde un comienzo dijimos que no podíamos concretar el ciento por ciento de la devolución de lo descontado, como lo planteaban los jugadores. Han sido prácticamente seis meses sin fútbol, somos un caso emblemático de inactividad de nuestra función. Hemos sido transparentes en decirles desde el primer día a los jugadores que es imposible devolver todo lo que se descuente porque no seríamos lo suficientemente responsables", explica.

-¿Qué le parece que los jugadores pidan negociar con usted y no con Harold?
-Me han pedido que participe en la mesa de negociación para poder destrabar la situación, pero les quiero decir que no voy a participar en ninguna mesa de negociación, porque Harold Mayne-Nicholls cuenta con todo mi apoyo y con el apoyo del directorio, especialmente porque ha sido una función ingrata y él se ha llevado un peso importante y lo ha hecho de muy buena manera, interpretando la visión del directorio y de su presidente. Tanto él como Alejandro Paul han tenido toda la disposición para asumir este rol y han estado en muchas reuniones y por muchas horas tratando de convencer y de llegar a un acuerdo, pero la verdad es que chocamos siempre con lo mismo y llegamos a un punto muerto.

Mosa agradece la voluntad de la Dirección del Trabajo y su directora regional, Valentina Morales, quien medió. "Las cosas han llegado a un punto en que no nos parece razonable reanudar ninguna conversación", enfatiza el presidente de Colo Colo, dando por cerradas las negociaciones.

"A lo largo de mi vida me ha tocado negociar muchas veces, pero la verdad es que no entiendo la posición de los jugadores, en cualquier negociación se requiere tener flexibilidad y saber ceder en un momento dado. Aquí no lo hemos visto, hemos buscado todas las fórmulas para poder llegar a un acuerdo y no hay caso. En ese contexto no tiene sentido seguir dialogando cuando no hay ninguna señal de cambio de la otra parte de llegar a acuerdo, se han plantado en algo que es imposible en los tiempos que estamos viviendo", agrega.

La reflexión final de Mosa, en estos 43 días, va por el cansancio. "Hemos perdido demasiado tiempo y energía y llegó el momento de ser claros y precisos, que cualquier acuerdo futuro tendrá que ser sobre la base del acuerdo que tomó el directorio de Blanco y Negro el día 2 de abril, pero ahora a partir de las condiciones actuales".

Plantel albo se unió en una nueva carta

Este jueves, el plantel albo publicó una nueva carta a través del Sifup (sindicato de futbolistas profesionales), negando cualquier quiebre entre los integrantes del equipo. "Rechazamos enérgicamente que se recurra a artimañas para desviar la atención y dividir a los jugadores, porque en este momento no existe otra acción posible que buscar lo mejor para el futuro de Colo Colo", se leyó en el comunicado. "El plantel completo ratifica su unidad y voluntad de persistir en la negociación de forma firme. Nuestra postura ha sido la misma y consecuente a lo que consideramos es justo para todos los trabajadores del club", añadieron. La misiva fue firmada por todos los integrantes del equipo.

Click para comentar