Escribe y presiona enter

Abrazo a distancia quebró a Maca Tondreau

On
Abrazo a distancia quebró a Maca Tondreau
Un desayuno en familia era tradición en la casa de Macarena Tondreau. En la cama se reunían sus tres hijos -Celeste (5), Martina (19) y Gianpiero (25)-, más su esposo, Alfredo Alonso, para celebrarla en el Día de la Madre. Este año su hijo mayor no estará.

"Este Día de la Madre será distinto para muchas que somos mamás e hijas. En mi caso hace un año y medio que no vivo con Gianpiero, porque se fue a vivir con su polola, pero siempre me viene a ver y estamos muy conectados. Con su ausencia física en la pandemia me he hecho la fuerte, pero es difícil", cuenta ella.

Así lo demostró en el programa "Hola Chile", de La Red. En un contacto remoto en directo con Gianpiero, la panelista se quebró cuando lo escuchó hablar: "Quería desearte un muy feliz Día de la Madre. Es un día distinto, alejados, pero quiero que sepas que eres la mejor mamá que puedo tener. Te quiero mucho y ya pasará todo esto para volver a encontrarnos y compartir como antes".

Mientras escuchaba a su hijo, Maca lloró. Fueron tres minutos de emoción que ella explica así: "Uno entiende lo que está pasando y trata de lidiar de la mejor forma con las ausencias. Pero cuando lo vi ahí hablar creo que toda esa tensión, esa penita que uno va guardando, por no verlo en el día a día, por no poder abrazarlo, se me vino encima. Traté de contenerme, porque se supone que las mamás somos las fuertes, pero la emoción afloró y se me fue todo a la punta del cerro".

-¿Hace cuánto no ve a su hijo, Maca?
-La última vez que lo había visto -antes de que explotara la pandemia y llegaran las cuarentenas- había sido el 7 de marzo. Lo dejé ver casi un mes. Y después lo he visto dos veces, pero cortitas. Él tampoco puede estar viniendo seguido, porque su polola tiene un familiar con cáncer y no se puede exponer mucho.

-¿Cómo fueron esos reencuentros?
-Bonitos, como que uno se desborda de emoción. Nosotros somos súper de piel, entonces no poder abrazarnos es duro igual. Ahora, también lo he visto dos veces, hay otras mamás que no han podido ver a sus hijos.

Para este domingo las ganas de reunirse son grandes, tanto que Tondreau desliza que tienen una idea para ver si le dan la vuelta a la distancia. "Estamos tratando de cuidarnos mucho, no salir y mantenernos encerraditos, cosa de no contagiarnos, a ver si el domingo nos podemos juntar en la casa. Es complicado, pero pensamos que con todas las medidas de seguridad podríamos realizarlo".

Como hija, Maca también tiene el corazón en un hilo: "Mi mamá tiene 84 años, vive sola, no la podemos traer a la casa porque nosotros nos estamos moviendo siempre o traen cosas para acá. Imagínate lo que es para ella no pasar este día acompañada, y no sólo este día, sino todos estos meses".

-¿Cuándo fue la última vez que pudo abrazar a su mamá?
-El 1 5 de marzo, que le celebramos el cumpleaños. La vi después hace dos semanas que fue un ratito muy cortito, fui con mascarilla, súper protegidas las dos. Se supone que no hay que tocarse, pero ella abrió la puerta y la pobre se derrumbó. No paraba de llorar, y nada, la abrazamos. ¿Qué se puede hacer? Sé que hay un tema de seguridad, pero también hay otro que involucra los sentimientos. Ahí nos dimos cuenta de la soledad que siente. Pese a los WhatsApp, creo que a todos nos falta un buen abrazo.

Click para comentar