-->

Escribe y presiona enter

Obra por Zoom de Amparo Noguera y Luis Gnecco vendió mil entradas

On
Obra por Zoom de Amparo Noguera y Luis Gnecco vendió mil entradas
Si hace un par de meses alguien le hubiera propuesto o a Amparo Noguera actuar frente a su celular, ella habría dicho 'frestás loco!". Pero dos semanas atrás, ante las circunstancias actuales, la idea no le pareció descabellada y aceptó correr el riesgo.

Cuando la actriz se sumó en el proyecto ya estaban sus colegas Luis Gnecco y Gabriel Urzúa. "Me pareció interesante la invitación y es un espacio laboral, así es que lo tomé feliz", reconoce la hija de Héctor Noguera. Una vez que estuvo todo el elenco convocado, empezaron a reunirse a ensayar a través de la aplicación de encuentros virtuales Zoom. Rafael Gumucio, autor de las 12 páginas que conforman la obra "Clase magistral", hizo las veces de director indicándoles lo que esperaba de cada personaje.

La historia, montada en 40 minutos, es sencilla: una clase online fallida en la que Urzúa interpreta al estudiante, Gnecco al profesor y Noguera a la vicedecana que intenta solucionar el problema.

"Lo primero que pensé era que fuera sobre Zoom, porque Zoom ha cambiado los parámetros de cómo hacer las cosas y cómo relacionarnos, entonces quise que la obra tuviera eso, que no fuera en Zoom, sino acerca de Zoom", plantea Gumucio. "No hay nada de magistral en ella, es más bien fóbica y liviana, no es una obra trascendental que va a cambiar la historia del teatro, es una comedia ligera. Me demoré una semana en escribirla y dos en corregirla", admite.

El miércoles tuvieron una avant premiere con 40 invitados amigos. El estreno oficial, que ya está agotado con 1.000 entradas vendidas, será este viernes. El sábado tendrán la segunda función a las 20:30 horas. Los tickets, cuyo valor son de $4.000 cada uno, están disponibles en la página de la compañía. Para ello contrataron un plan pro con tiempo ilimitado y capacidad para más de mil personas, según comenta Gnecco.

"Esto es como el antiteatro, porque el teatro requiere relacionarse con el público presente, pero es la forma de hacerlo en esta época", reflexiona Luis Gnecco. "Siempre me pareció una idea genial tratar de hacerlo", sostiene.

-¿Le ha gustado la experiencia, Luis?
-Creo que todos los involucrados estamos muy entretenidos con el experimento, hemos tenido buena respuesta y ha funcionado bien. En Mega están haciendo una teleserie por Zoom, pero la graban. La gracia acá es que todo lo que pasa es en vivo. Pretendemos que esto sea una cita semanal y estamos pensando hacer una secuela, una especie de obra en capítulos.

-¿Qué opina de este nuevo modelo de negocio?
-Hasta el minuto nos ha ido bien. También pensamos en cuánto se cobra porque cuando vas al teatro pagas por un espectáculo que ha sido preparado durante meses. Consensuamos 4.000.

-¿Cómo es intentar hacer teatro por Zoom, Amparo?
-Es distinto, es una plataforma desconocida para todos. No es teatro ni lo reemplaza, pero sí hay una cita con actores que están en vivo, con un texto dramático y las funciones son irrepetibles. Es un espacio de trabajo para nosotros y un espacio de entretención para la gente que está en su casa.

-¿Cuál fue el feedback de los invitados tras la avant premiere?
-Nos dijeron que se rieron mucho, pero que de repente se acoplaba el sonido o que a alguno de nosotros se le va el audio. Cosas de Zoom. Vamos a ver cómo funciona con mil personas, de repente queda la escoba.

-¿Nervios por el estreno?
-Sí, siempre hay nervios. Imagínate que a uno se le olvide el texto o que otro apague la cámara, jajajá.

Click para comentar