-->

Escribe y presiona enter

¿No usa la sala de eventos ni el quincho?: proyecto rebaja los gastos comunes

On
proyecto rebaja los gastos comunes
La comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados puso en tabla dos modificaciones a la ley de Copropiedad Inmobiliaria que tocarán directamente el bolsillo de millones de vecinos de edificios y condominios. La primera iniciativa legal tiene que ver con la rebaja proporcional en los gastos comunes por los bienes de uso colectivo que la gente no está usando debido a las medidas sanitarias tomadas por las comunidades en el contexto del estado de emergencia provocado por la pandemia de Covid-19, por ejemplo, piscinas, gimnasios, salas de eventos, quinchos, juegos infantiles, entre otros.

Es un proyecto de artículo único que dice así: "Incorpórese el siguiente artículo transitorio a la ley 19.537 sobre Copropiedad Inmobiliaria: deberá rebajarse el valor de los gastos comunes ordinarios en proporción a los bienes de dominio común que se encuentran cerrados debido a medidas preventivas y de mitigación para contener el Covid-19, durante el período de emergencia sanitaria del país. El administrador del condominio deberá comunicar a los copropietarios la rebaja proporcional que se efectuará, la cual también deberá constar en el aviso de cobro correspondiente".

El diputado autor del proyecto Eduardo Durán (RN) explica que "debido al Coronavirus en gran parte de los edificios se ha implementado el cierre total de los espacios comunes que no sean esenciales para el normal funcionamiento del edificio, incluso en algunos casos las lavanderías. Esto no afecta el pago del personal contratado, solo se refiere a los gastos relativos a los espacios comunes que no son usados".

"Hasta 20%"

Carlos Orrego, arquitecto y consultor inmobiliario Transsa, explica que "los gastos comunes tienen que ver con las mantenciones de las áreas comunes de los condominios, compuestas por dos variables: construcciones de uso común, por ejemplo club house (salas de eventos y espacios similares), gimnasios, escaleras y pasillos, y la mantención de terrenos propios del bien común: piscinas, juegos infantiles, estacionamientos, etcétera. Los gastos comunes en promedio en Ñuñoa son de $60.000, en Providencia de $100.000 a $150.000, y en Lo Barnechea $200.000 0 más, tiene que ver con la calidad de la infraestructura de los bienes comunes".

Y agrega: "Pues bien, pensar en rebajar una proporción de los gastos comunes relacionados con los elementos que no se usan, ¿cómo impactaría? El no uso de estos espacios podría generar un ahorro máximo yo estimo en 20% del gasto común, más allá no porque hay que seguir incurriendo en gastos de mantención, de elementos como jardines, que deben seguir regándose, por ejemplo". "Si no se usa la luz de una sala de eventos o de los ascensores porque la gente no sale de sus departamentos, por ejemplo, la cuenta de la luz debería bajar y esto reflejarse en el cobro del gasto común", puntualiza el asesor legislativo del ministerio de Vivienda, Gonzalo Gazitúa, quien puso un punto a los diputados: si era necesaria una ley o solo bastaba con que los administradores de condominios traspasarán la rebaja proporcional. El diputado Durán defendió la pertinencia y la utilidad para los vecinos de condominios, en lo inmediato, de esta ley, que será votaba en la siguiente sesión de la comisión de Vivienda, la próxima semana.

Prohibición de corte

En la misma sesión también debatió el proyecto que prohíbe a la administración de un condominio cortar la luz de un departamento porque este se atrasó en el pago de gastos comunes, mientras dure el estado de emergencia, prorrateándose su cobro en los 12 meses siguientes al levantamiento de dicho estado de excepción. La ley de Copropiedad Inmobiliaria faculta cortar la luz con tres gastos comunes impagos. El autor de esta iniciativa es el diputado RD Gonzalo Winter (en la imagen). La votación de dicho proyecto también quedó para la próxima semana.

Click para comentar