Escribe y presiona enter

Multitudinario y pacífico festejo de Año Nuevo en Plaza Italia

On
Multitudinario y pacífico festejo de Año Nuevo en Plaza Italia
Brindis, celebraciones y hasta cenas de Año Nuevo con sillas y mesas fueron el paisaje alrededor de la Plaza Baquedano durante la última noche de 2019.

La convocatoria a pasar el cambio de año en la zona cero del estallido social se volvió en las redes sociales durante las últimas semanas y se comenzó a concretar a las 20 horas en las afueras del Teatro de la Universidad de Chile, donde organizaciones de derechos humanos, brigadas de primeros auxilios y vecinos del sector comenzaron a repartir una cena para los manifestantes que se acostumbran a ubicar en el lugar todas las tardes.

Las numerosas mesas con manteles de color morado que fueron puestas en el sector recibieron a los comensales, quienes disfrutaron del menú de pollo asado con ensalada.

Más tarde, comenzaron a llegar grupos de amigos y familias que con sus propias mesas, sillas y ollas, cenaron junto a los demás concurrentes. Todos ellos iluminados gracias a los focos que fueron puestos por los propios vecinos para alumbrar el sector.

Eduardo (32) y Marcela (28) fueron una de las tantas parejas que se presentaron en el lugar para compartir la cena de Año Nuevo. La pareja de pololos de Renca llegó junto a su amigo Javier (27) y se ubicó a pocos metros del ingreso a la estación del Metro Baquedano, hoy cerrada y llena de escombros.

"Nos juntamos todos los días acá mismo para protestar y exigir dignidad, así que decidimos hacer lo mismo esta noche, que es otro día para luchar. Trajimos una cena de pollo asado con papas mayo que compartimos con todos los que quieran acompañarnos o quienes por cualquier razón no hayan comido", contó la pareja.

Al mismo tiempo, todos los alrededores de Plaza Baquedano, incluidos los parques Forestal y Bustamante, se iban llenando de personas dispuestas a pasar la jornada en el principal punto de reunión del país, ante la falta de eventos pirotécnicos en toda la Región Metropolitana.

Mientras algunos disfrutaban de una espontánea presentación de Natalia Valdebenito y Anita Tijoux desde uno de los balcones de los edificios Turri (ver página siguiente), otros miles disfrutaban de su propia fiesta o seguían el ritmo de las cumbias y música de fiesta con que se puso la Galería Cima, ubicada justo en la punta de diamante de Merced con la rotonda Baquedano.

Todo eso hasta las 23:59, cuando comenzaron varios conteos regresivos claramente poco sincronizados que dieron el paso a lanzamientos de fuegos artificiales por toda la rotonda, pero especialmente desde el monumento a Baquedano, que durante la tarde fue tratado infructuosamente de derribar con cuerdas.

Después de los abrazos de las 12, comenzó la fiesta con las clásicas cumbias que duró hasta bien entrada la madrugada en plena Plaza Italia.

Click para comentar