Escribe y presiona enter

Miiko Albornoz: "El amor ha tocado mi puerta, estoy muy feliz"

On
Miiko Albornoz
Miiko Albornoz tiene 29 años, va por su quinta temporada en el Hannover 96 (ahora en la segunda división alemana) y, con excepción de sus viajes a Chile para jugar en la Roja, todos sus movimientos los realiza en Europa. Es un joven quitado de bulla, amante del café y de las películas de acción y, suponemos, con un gran mundo interior.

Pero algo le pasó. Hubo un momento de su vida en el que se sintió medio atrapado en la dinámica del futbolista moderno: entrenar y entrenar, y con escaso tiempo para la vida social.

"Pero ya no me siento tan solo", dice Miiko desde Alemania, donde regresó hace un par de días para volver a las prácticas luego de unas mini vacaciones que tomó en Dubai con la persona que, justamente, hoy lo acompaña: Zandra Vickstrôm, su novia sueca.

"Estoy muy bien, muchas gracias", se apresura en decir el lateral izquierdo, hijo de papá chileno y mamá finlandesa, y seleccionado chileno. Con Zandra lleva más de un año y están viviendo juntos.

"El amor ha tocado mi puerta, estoy muy feliz por ello", dice cocoroco Miiko. "Por supuesto le da más armonía y tranquilidad a mi diario vivir y, como dije, ya no me siento tan solo. El ser futbolista profesional no te deja mucho tiempo para la vida social", cuenta Albornoz, sobre su idilio con la joven sueca, quien también juega fútbol: es delantera del Lunds SK y el 2019 jugó 16 partidos y marcó tres goles. "Nos conocemos hace once años atrás, cuando éramos unos adolescentes.

Después perdimos el contacto debido a que yo me dediqué por entero a mi carrera futbolística, pero hace un par de años atrás en una de mis visitas a Suecia nos volvimos a encontrar, nos enamoramos, y hace un año atrás decidimos vivir juntos. Estamos muy felices", cuenta Miiko.

La mayor parte de la familia chilena de Miiko está en la Quinta Región y el futbolista pretende en el corto plazo visitar Chile ojalá con Zandra. "Espero que en marzo pueda ir a Chile. Yo trato de informarme a través de las redes sociales de todo lo que sucede en Chile en todos sus aspectos, y espero que todos los chilenos estén bien. Y con respecto a lo que sucede, creo que es muy lamentable que aún no se llegue a un acuerdo para el bienestar de todos, pero por respeto por los que luchan día a día en Chile no quiero opinar mucho, ya que es muy fácil dar opiniones desde el extranjero", dice.

-¿Cómo es su vínculo con la Selección y sus compañeros?
-Siempre estoy pendiente y sigo trabajando con la esperanza de ser convocado cuando el profe así lo estime. Con los compañeros siempre estamos felicitándonos cuando alguien está de cumpleaños o apoyándonos lo más que se pueda a través de las redes sociales. Yo no he tenido contacto con el profe desde la última convocatoria, pero mi deseo es el mismo de siempre.

-¿Qué cree que le ha faltado para transformarse en el lateral izquierdo titular de la Roja, tras el retiro de Jean Beausejour?
-Lo que me ha faltado creo, es más continuidad de juego en mi club y, por supuesto, la confianza del profe. Además no hay que olvidar que hay competencia por el puesto y todos tenemos capacidad y el talento para cumplir la labor. -Pero ahora en Alemania está de titular, aunque el equipo está 130 en la tabla de posiciones.
-Así es. Tenemos un técnico que me ha dado su confianza y por fortuna estoy considerado. Eso hace que siga sintiéndome a gusto en Hannover 96, para luchar por alcanzar lo mejor para el club.

-Se dijo que podría venir a jugar a Chile.
-Me siento cómodo acá. Alemania es muy parecido a Suecia y no ha sido difícil adaptarme, quizás un poco con el idioma al comienzo, pero ya he vivido casi 6 años aquí. Por esto estoy adaptado y a gusto. Obviamente con respecto de jugar en Chile me gustaría mucho, pero por el momento tengo contrato con mi club y el tema de clubes lo maneja mi agente. Sólo trato de no distraerme con nuevos clubes mientras tengo contrato vigente con el Hannover 96.

Click para comentar