Escribe y presiona enter

La Matilocura se instaló en Colo Colo ante 20 mil personas

On
La Matilocura se instaló en Colo Colo ante 20 mil personas
Fue el penúltimo en bajarse del bus, saludar a los funcionarios, y el último en salir por el túnel de la Noche Alba: Matías Fernández, quien se fue del Monumental hace 13 años, como el mejor jugador de América, regresó al Cacique para el regocijo de sus fanáticos, quienes lo recibieron de pie, con aplausos, a los gritos del popular "Matigol", cuando asomó por el sector de la galería norte.

La Matilocura partió antes de las 17 horas, cuando se abrieron las puertas del estadio colocolino y en las inmediaciones del recinto se vendían máscaras de cartón con el rostro de Fernández y camisetas con el número 14, que inmortalizaron al volante colocolino desde la era de Claudio Borghi.

La fiesta también involucró a la familia de Matías: su esposa Alejandra y su hija mayor, Antonia, ingresaron al estadio antes de la presentación del plantel. Vestidas igual, se sacaron fotos en la entrada del hall central y luego subieron al palco oficial. Fernández se fue con sus hijos menores, Aylen y Ángel, a camarines para salir por la manga como el flamante crack de la Noche Alba, que reunió a 20 mil personas para ver el primer partido de Colo Colo 2020 ante la Selección Sub 23 de Chile, que jugará el preolímpico en Colombia, a partir del 18 de enero.

El Cacique inició su fiesta, animada con música bailable en la antesala y la animación de Hermán Chanampa y Camila Andrade, presentando a su numeroso cuerpo técnico. Liderado por Mario Salas, desfilaron otros 16 integrantes, entre doctores, cuerpo médico, analistas, preparadores físicos, audiovisuales y utileros. El Comandante fue recibido con aplausos por los hinchas.

Luego, desfilaron 17 jugadores que formarán el primer equipo. Destacaron las ovaciones para Esteban Paredes, Pablo Mouche y Julio Fierro. También el retorno de Brayan Véjar y se nombró a los jóvenes que no se presentaron, como Gabriel Suazo, Iván Morales y Fierro, que están con La Roja preolímpica. Omar Carabalí se fue a préstamo a San Luis de Quillota.

Después vino la presentación de los refuerzos y el primero en salir fue César Fuentes, ex volante de la UC. Acto seguido vino el turno de Miguel Pinto, ex capitán de la U y que jugó en O'Higgins el 2019, quien se rió cuando lo enfocaron por la pantalla, pero hubo más aplausos que pifias para el meta. Leonardo Valencia fue el siguiente y se llevó un buen recibimiento cuando asomó por el túnel hacia la tarima.

El rey de la Noche Alba era el último en salir a la cancha: Matías Fernández, quien fue enfocado por las cámaras y mostrado por el tablero marcador. El 14 de los blancos se reía, mientras la gente se puso de pie para aplaudirlo. Fernández apareció con sus hijos menores, feliz, subió a la tarima, recibió la bendición de Esteban Paredes, y luego miró a la tribuna para mandarle un saludo al resto de su familia que lo miraba en medio de la gente. Hubo globos blancos y negros y sonó el himno colocolino.

Matías retornó unos minutos después a la cancha y se fue hacia el banco de suplentes. Mario Salas no lo puso entre los titulares, pero otra vez, saliendo de los últimos, la gente lo esperó y cuando se fue a la banca los hinchas de la tribuna Océano se pusieron de pie para recibirlo. Lo aplaudieron, le sacaron fotos y lo volvieron a mostrar por la pantalla. El devolvió el gesto saludando con su mano a los fanáticos albos.

Matigol jugó en el segundo tiempo. El DT Salas dispuso el reemplazo de los once jugadores que empezaron el partido ante la Sub 23 y así fue como Fernández vio acción desde el minuto 46. Estuvo en la cancha hasta los 70', cuando dejó su lugar a Carlo Villanueva.

"Esta noche es especial por la vuelta de Matías, porque la gente lo esperaba mucho. Espero que le vaya bien tanto a él como a los demás refuerzos que llegaron: César Fuentes, Miguel Pinto y Leo Valencia. Esperemos que la gente disfrute hoy, eso más que nada", dijo Esteban Paredes en la transmisión oficial por CDF de la Noche Alba.

Camila Andrade fue la sorpresa de la noche

Camila Andrade fue la sorpresa de la noche

La modelo y presentadora de televisión, Camila Andrade, llegó como una de las grandes sorpresas a animar la Noche Alba y se convirtió en la primera mujer en la historia en presentar los refuerzos colocolinos. Andrade, ganadora de Miss Mundo Chile 2013, compartió labores con el periodista Herman Chanampa y se turnaron para presentar tanto a los antiguos y nuevos jugadores, como a las bandas musicales que alegraron la previa en el Monumental. La modelo usó un vestido negro completo, de tirantes y un leve corte en su pierna izquierda, que también mostró en stories de su Instagram (cmiandrade).

Pinto dio vuelta la tortilla y se ganó las ovaciones albas
Uno de los momentos tensos fue la presentación del arquero Miguel Pinto. El otrora portero de la U, entre 2002 y 2010, arribó a los albos desde O'Higgins y algunos hinchas reaccionaron con pifias cuando dio sus primeros pasos en el pasto del Monumental. Pinto hizo su estreno en el segundo tiempo y tuvo cuatro atajadas memorables que el público premió con ovaciones. "Era difícil entrar, sabía lo que me esperaba, pero me sentí muy bien. Recibir el apoyo de la gente y fue maravilloso. Ahora a seguir trabajando para que el arco de Colo Colo sea una muralla", dijo Pinto.

El platinado Valencia partió de titular

El platinado Valencia partió de titular

Con un perfil bajo, siendo el tercer refuerzo presentado en la Noche Alba, Leonardo Valencia, proveniente de Botafogo de Brasil y ex U, llegó con mucha calma a Pedrero y mostró desplante frente a la hinchada. Apenas se asomó por el túnel del estadio, lució su cabellera corta y platinada y saludó con una leve sonrisa a la gente, que lo aplaudió de pie. El volante de 28 años llega luego de dos temporadas en Brasil y se ganó la confianza de Mario Salas, que lo alineó como titular en su primer partido con los albos. En el entretiempo, el DT cambió a los once jugadores y Valencia dejó la cancha.

Click para comentar