Escribe y presiona enter

On
Mamá delató sin querer al acusado de incendiar estación La Granja
En prisión preventiva por 90 días quedó Jeremy Ramírez, de 20 años, quien fue formalizado este martes por el Ministerio Público por los delitos de daños graves e incendio en la estación La Granja del Metro de Santiago. El hecho ocurrió el 18 de octubre pasado, entre las 23:33 y 23:43 horas, como se pudo acreditar tras la revisión de las cámaras de vigilancia del tren subterráneo.

De acuerdo a la investigación de la Fiscalía Sur, el joven ingresó a la estación a las 23:33 horas ataviado con un polerón rojo, jeans rotos a la altura de la rodilla, una bufanda azul, zapatillas negras con vivos rojos y un anillo plateado en la mano izquierda. Según las grabaciones de las cámaras de vigilancia, el joven golpeó con una silla y otros elementos la ventanilla de una de las boleterías de la estación.

El análisis de las filmaciones, hecho por la PDI, muestra que el imputado logró romper el vidrio de la boletería a las 23:40 horas tras golpearlo 21 veces con un elemento contundente. Enseguida, el muchacho ingresó a la boletería con la ayuda de Omar Jerez, el otro joven imputado por los destrozos provocados en la estación La Granja.

Las imágenes revelan dos cosas: una, Ramírez no tenía ningún elemento combustible en sus manos; la otra, ya había un amago de incendio dentro del lugar. A las 23:41:57 el joven salió de la boletería y seis segundos después el fuego se volvió incontrolable. La Fiscalía lo acusa solo de "avivar" las llamas, pues el tiro de cámara no muestra el hecho.

Sin querer

Cuando Ramírez saltó el mesón de atención e ingresó a la boletería, una cámara de vigilancia, ubicada sobre la zona de los torniquetes, logró capturar su rostro descubierto. Con esas imágenes en mano, la Fiscalía Sur le ordenó a la Bipe de la PDI (Brigada de Investigaciones Policiales Especiales) que recorriera las cercanías de la estación para encontrar la identidad de aquel joven.

En la audiencia de formalización, la Fiscalía explicó que los detectives mostraron la fotografía a distintos vecinos del sector. En medio de esa diligencia apareció una mujer, quien resultó ser la mamá de Ramírez. Según detalló la PDI en un informe enviado a la Fiscalía, la mujer dijo "se parece mucho a mi hijo" luego de ver la fotografía.

De inmediato, los detectives le practicaron un control de identidad. Con esa información, agregó la Fiscalía, descubrieron el nombre de su único hijo. Bastó poner ese nombre en Facebook e Instagram para que saltaran sus cuentas. En esta última red social, el joven tiene publicada una fotografía del 18 de octubre, en la que aparece vestido con el mismo jeans desgastado a la altura de la rodilla.

Jeremy Ramírez Bravo fue detenido este lunes en la tarde en San Felipe, Región de Valparaíso. Según el fiscal Héctor Barros, jefe de la Fiscalía Sur, el joven había escapado de la capital tras ver las primeras imágenes de los destrozos de la estación. Según el Ministerio Público, la interceptación de una llamada telefónica que hizo a un familiar permitió georreferenciar el lugar exacto donde estaba el muchacho.

La abogada Myriam Reyes, defensora pública del joven, cuestionó la imputación del delito de incendio: "Nos resulta sorprendente que habiendo filmaciones de 24 horas en esta estación de Metro, no exista ninguna grabación que dé cuenta quién inició ese fuego... Mi representado se aproximó a esa boletería cuando el fuego ya estaba".

La defensora comentó que Jeremy no posee antecedentes penales y que estudió dos carreras técnicas en el Duoc UC: Prevención de Riesgo y Masoterapia. Agregó que el joven trabajaba como temporero en un viñedo de San Felipe cuando fue detenido.

El plantel universitario informó que durante este año no fue alumno regular de Duoc UC y que no tomó ramos.

Los otros 4 imputados por destrozos

Roberto Campos Weiss: Profesor universitario, de 35 años, acusado de participar en los destrozos en la estación San Joaquín del Metro, ocurridos el 18 de octubre a las 18.30 horas. El docente está en prisión preventiva en la cárcel de Alta Seguridad. Se le aplicó la Ley de Seguridad del Estado.

Omar Jerez Meza: Técnico en Telecomunicaciones, de 33 años, imputado por el Ministerio Público de participar en los daños e incendio en la estación La Granja del Metro. El hecho ocurrió el 18 de octubre pasado, cerca de las 23:30 horas. El hombre quedó en prisión preventiva por 90 días.

Marco Labra Canales: Joven de 22 años que fue acusado de robo en lugar no habitado, daños e infracción a la Ley Seguridad del Estado tras la vandalización de la estación Del Sol de la línea 5 del Metro. El ataque ocurrió el 21 de octubre pasado en Maipú, cerca de las 19 horas. El muchacho quedó en prisión preventiva por 90 días.

Menor de 16 años: El joven fue acusado por la Fiscalía de ocasionar destrozos en cajeros automáticos, torniquetes y luego encender fuego en la estación Pedrero de la Línea 5 del Metro. El Ministerio Público investiga el rol de la Garra Blanca en el ataque al tren subterráneo, pues el adolescente pertenece a una facción de la barra colocolina. Como medida cautelar se decretó su internación provisoria.

Click para comentar