Escribe y presiona enter

On
10 apellidos más comunes en Chile
Usted es de los afortunados/as que llevan alguno de los diez apellidos más comunes de Chile.

"Estos clásicos apellidos vienen de la matriz colonial española y van a ser difíciles de desbancar de nuestra identidad", precisa Jorge Olguín, historiador de la Universidad Central. "A los españoles les gustaba llevar un control de sus ciudadanos en las iglesias hasta la creación, en 1884, bajo el gobierno del presidente Domingo Santa María, se creó el Registro Civil al que se le encomendó llevar por duplicado los registros de nacimientos, matrimonios y defunciones".

Carlos Celis, miembro del Instituto Chileno de Investigación Genealógica, recuerda que "los apellidos pueden ser patronímicos, derivado del nombre del padre o de algún antecesor y se aplicaba al hijo u otro descendiente. Pone como ejemplos: "Fernández, hijo de Fernando. Rodríguez, hijo de Rodrigo, Hernández, hijo de Hernando. Todos terminan en ez , declinación latina del nombre propio. Así se empiezan a forman Al principio solo existían nombres propios".

Cuenta que también existen otras maneras de distinguirse. "Por ejemplo si en un pueblo vivían dos Pedro y uno era rubio y el otro moreno, se distinguían como Pedro Moreno, Pedro Rubio y se trasmitió como apellido", detalla Celis. También pasó con delgado, calvo y con la naturaleza: valle, ríos, lagos, montes.

"En Chile, hasta la época de la Independencia (200 años) prácticamente no llegó gente que no fuera de España. Sí hubo pocos italianos, franceses e ingleses, pero el 99% era español", recuerda.

1. González: patronímico y deriva del nombre propio Gonzalo, muy común durante toda la Edad Media. Su origen etimológico es visigodo, cuando establecieron un reinado en toda la península ibérica. "Por lejos, González está distanciado de los otros apellidos", resalta Celis. Aclara que "identidad de apellido no significa necesariamente identidad de linaje, en el entendido de una línea familiar. Es la primera regla que un genealogista debe aprender", comenta.

2. Muñoz: al igual que González termina en "z" castellana que indica "hijo de". Es un patronímico derivado de Muño.

3. Rojas: tiene su origen toponímico, nombre de una localidad en Burgos, llamada Rojas por el color rojizo sus tierras.

4. Díaz: patronímico derivado del nombre Diago y Diego y procede de los reinos de Castilla y León.

5. Pérez: tiene su origen en la Edad Media. "Hijo de Pere". Este apellido está documentado ya en el siglo XII. "En el caso de Suárez, por ejemplo, que es un patronímico que significa hijo de Suero no corresponde que se mencione a Inés Suaréz como Inés de Suárez", enseña el historiador Julio Retamal Ávila.

6. Contreras: es de origen castellano, toponímico del pueblo Contreras, situado en un pequeño valle, en la provincia de Burgos.

7. Soto: tiene un origen toponímico, procedente del término castellano soto del Latin saltus: lugar de riberas o vegas, poblado de árboles y arbustos.

8. Silva: oriundo de Portugal y España. Su origen es toponímico, deriva directamente de la palabra latina silva que significa selva, floresta o bosque.

9. Torres: es toponímico. Proviene de los carnudos torre (latín,turris). Es anterior a los siglos XIV y XV.

10. Flores: es uno de muchos de los apellidos castellanos que se originaron a partir de la forma flor.

En el Servicio de Registro Civil e Identificación corroboraron que esta lista forma parte de los apellidos más comunes. Incluso dan un dato: desde el 1 de enero de 2019 al 30 de noviembre recién pasado se han inscrito: González: 3.465. Muñoz: 2.860. Rojas: 2.264. Díaz: 1.831. Pérez: 1.512. Contreras: 1.451. Soto: 1.416. Silva: 1.357, Torres: 1.296 y Flores. 1.295.

Click para comentar