Escribe y presiona enter

On
PIÑERA
Fue la propia ministra vocera de gobierno Karla Rubilar, quien calificó de "intenso" el primer comité político en La Moneda tras la firma del acuerdo entre oposición y gobierno para el diseño de una nueva Constitución. Fue este tema, más el debate por las pensiones, lo que tensionó a ratos los ánimos en el tradicional encuentro de los días lunes entre el Presidente Sebastián Piñera, sus ministros más cercanos y los representantes de los partidos de Chile Vamos.

Sobre pensiones, por ejemplo, desde Renovación Nacional plantean que el aumento se haga en un breve plazo, y no de forma gradual como pretende el gobierno, postura que dejó en claro Piñera la noche del domingo a través de un discurso transmitido por todos los canales, donde dijo que el gobierno está dispuesto a avanzar más del 20% ya prometido (de aumento a la pensión básica solidaria), "pero con responsabilidad", según indicó el mandatario. Esto en contraposición a la postura de la diputada RN Ximena Ossandón, quien impulsa un proyecto de acuerdo para subir la pensión solidaria en un 50%, iniciativa que cuenta con apoyo transversal de os parlamentarios. Terminado el encuentro el ministro de Hacienda Ignacio Briones se retiró muy serio, sin emitir declaraciones.

En materia constituyente los presidentes de la UDI y Evópoli, Jacqueline Van Rysselberghe y Hernán Larraín Matte, le hicieron una suerte de rayado de cancha al gobierno, respecto de la posición que esperan tome el Ejecutivo en el debate de la nueva Constitución. Le pidieron "prescindencia" y "neutralidad" O sea, en lo posible, no opinar. Esto porque tres ministros (Monckeberg, Blumel y Briones) se han declarado a favor de una nueva Carta Magna, a pesar que el gobierno solo maneja la postura de ser garantes del proceso.

Click para comentar