Escribe y presiona enter

On
Comisión de Medio Ambiente, Félix González, Partido Ecologista Verde (PEV)
Los cinco lineamientos presentados este mes por la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, ante la comisión técnica de la Cámara de Diputados para el presupuesto 2020, fue materia de discusión por haber dejado a Quintero y Puchuncaví, excluidos.

Uno de los parlamentarios más críticos fue el presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Félix González, Partido Ecologista Verde (PEV), quien extrañó que la secretaria de Estado no considerara a las comunas frente a los episodios de contaminación que han tenido en los dos últimos años, situación que sería suficiente para no aprobar la partida.

González fue duró en comentar que Quintero y Puchuncaví, deben ser prioridad en materia medioambiental y por lo mismo, además, la ministra debería considerar el cumplimiento del fallo de la Corte Suprema respecto a la intoxicación ocurrida el año pasado y sumar mayor fiscalización, ítems que también estuvieron ausentes en la presentación de Schmidt.

- ¿Van a fiscalizar o exigir que estas materias sean incluidas en el presupuesto del ministerio de Medio Ambiente?

- Esa es la idea, nuestras facultades fiscalizadoras las vamos a hacer efectivas en todo momento, pero especialmente cuando vayamos a sesionar a Quintero y Puchuncaví. Esas facultades nos permiten revisar lo que está haciendo el gobierno porque el fallo de la Corte Suprema le da al gobierno muchas tareas, pero en la Ley de Presupuesto vamos a hacer uso de otras facultades, de aprobar o no el presupuesto. Ahí tenemos bastante margen de maniobra como para poder presionar al Gobierno y aprobar el presupuesto del Medio Ambiente si y sólo si, en mi caso, está incorporado lo de Quintero y Puchuncaví. Si no está incorporado yo voy a votar en contra del presupuesto 2020, vamos a hacer uso de nuestro derecho a voto.

- ¿Va a ejercer todo tipo de presión?

- Si el gobierno quiere que se apruebe esa partida tiene que considerar la fiscalización en general y en particular el cumplimiento del fallo, así funciona. Nosotros tenemos la posibilidad de ir a la Comisión Mixta de presupuesto que esté viendo la partida de Medio Ambiente y decirlo en el momento, pedir que el gobierno agregue la partida de los fondos si no los hubiese agregado.

- ¿Piensan recurrir a todas las instancias?

- Sí, claro. Por eso también le pedimos a la ministra una sesión especial de la Comisión de Medio Ambiente donde ella explicara qué pretenden con la Ley de Presupuesto 2020 y tuvimos la oportunidad de expresar lo que nos parecía las omisiones. Espero que ahora, a fines de mes, con la Ley de Presupuesto esté eso resuelto. En paralelo, vamos a sesionar con Quintero y Puchuncaví punto a punto el fallo de la Corte Suprema. La Ley de Presupuesto está cruzada por tantas cosas, yo soy un diputado nuevo, lo vi el año pasado. A muchos diputados les falta convicción al votar la Ley de Presupuesto y estas partidas tienen que estar.

- ¿Para usted estos lineamientos del presupuesto 2020 tampoco demuestran un interés del gobierno por esas localidades?

- Claro, era una omisión. En los elementos que la ministra expuso no tenía considerado Quintero y Puchuncaví, fue algo que nosotros notamos. Yo mismo lo verbalice en ese momento y le dije que echábamos de menos dos cosas: un aumento de la fiscalización y otra es el cumplimiento del fallo de Quintero y Puchuncaví, por esto, le pedimos a la ministra de buena fe que cuando llegue la Ley de Presupuesto y llegue la partida de Medio Ambiente estén incluidas esas materias. Acciones del gobierno

- ¿Cómo ve que a la fecha aún no hay certeza de que se esté cumpliendo el fallo de la Corte Suprema? ¿Cuál es su opinión respecto del accionar del Gobierno?

- La primera reacción del Gobierno con el fallo fue mala. La primera reacción fue decir que la Corte no puede obligarlos a cumplir ciertas tareas, lo que no es cierto. Vemos que el Gobierno no tiene mucho interés en descontaminar Quintero y Puchuncaví porque hay muchos intereses empresariales ahí y ya es bastante evidente viendo la Reforma Tributaria, las 40 horas, el AFP. Este es un Gobierno que defiende al empresariado, no es un slogan decirlo y en este caso también. Respecto a Quintero y Puchuncaví no ha habido voluntad de resolver el problema y las únicas medidas reales que ha tomado, cuando ha habido crisis de contaminación, es suspender las prácticas sólo de educación física. Plantean que si hay contaminación, lo mejor, en vez de cerrar las industrias, es prohibirle a los niños que jueguen. El Gobierno le está diciendo a la gente que si hay saturación ambiental hay que respirar menos, esa es la gran medida que han instalado, ninguna más.

- ¿Qué espera? ¿Qué medidas a corto plazo se tendrían que ejecutar?

- Lo que uno esperaría de un gobierno es que cuide a la gente. Que, a lo menos, demuestren interés en cumplir el fallo de la Corte Suprema. Respecto a las medidas hay algunas cosas que tienen que ver con estudios extensos, y aunque nadie se mejora con exámenes, es necesario hacerlo y monitorear la contaminación en sus diversas manifestaciones, no solamente material particulado (MP), dióxido de azufre (SO2); sino que, todo lo que pueda haber de emisiones dentro de las plantas. Además de que sean estudios de emisiones, debe haber estudios de inmisiones, que significa que no sólo lo que sale de la chimenea sino también cuánto le llega a la gente porque puede estar bien la norma, pero hay una comunidad viviendo cerca y eso hay que controlarlo. Nos corresponde a nosotros como parlamentarios también cambiar las normas de emisiones primarias y adecuarlas a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

- ¿Cómo ve el rol de la ministra en esto?

- Yo creo que aquí hay que hablar de los ministros en general. Voy a incluir a los ministerios de Salud, Energía, Minería y Medio Ambiente, que a mi juicio han sido tibios. Han tratado de maquillarse de verde y de que están haciendo algo, pero cuando uno revisa efectivamente cuáles son las medidas que efectivamente se han tomado lo único que se observa es la suspensión de clases, que la gente respire menos y los niños no jueguen.

Click para comentar