Escribe y presiona enter

On
Eduardo Frei podría ser embargado si no paga
El ex mandatario Eduardo Frei Ruiz-Tagle, debido a las deudas que enfrenta por el mal manejo de la firma familiar Saturno, a cargo de su hermano Francisco, tendrá que pagar más de $132 millones al banco Scotiabank o, de lo contrario, le serán embargados sus bienes, detalló el ministro de fuero Guillermo de la Barra.

De la Barra, quien representa a la casa financiera en la demanda en contra del ex Presidente y su hermano, por una deuda impaga que supera los 130 millones, dictó ayer su primera resolución, que consiste en el pronto pago de este monto, según el documento al que accedió Radio Bío Bío, o de lo contrario serán embargados sus bienes.

Francisco Frei enfrentaría más de diez acciones similares, por montos que se estiman en más de $3.000 millones.

Ante esta situación, el abogado del ex Mandatario, Juan Domingo Acosta, explicó a radio Cooperativa que estas órdenes de embargo "son de forma, en el sentido que son las que están previstas en la ley y se dictan en el 99,99% de estos procesos".

El jurista explicó que esta determinación "no implica ningún pronunciamiento de fondo acerca del mérito de ese título, vale decir si fue falso, si no es falso, si le afecta o no le afecta a la persona de don Eduardo Frei, etcétera. Esas son decisiones que se van a tomar en su momento".

Esta es la primera medida dictada por el juez De la Barra luego de que fuera nombrado ministro de fuero, sumándose a otras órdenes de embargo producto de otras demandas presentadas por distintos acreedores.

Quiebra

En un escrito presentado el jueves ante el 24° Juzgado Civil de Santiago, la abogada de la sociedad Almacenes Nacionales (Almadena), representada legalmente por Francisco Frei, hermano de Eduardo Frei, solicitó la quiebra de la empresa, argumentando que durante un tiempo la firma se mantuvo operativa, pero "a costa de endeudarla de manera creciente y progresiva hasta un punto en que se volvió insostenible".

"A pesar del esfuerzo desplegado por parte de la administración de la empresa para intentar revertir la situación, esto no ha sido posible, cayendo la sociedad en un estado de insolvencia producto de la imposibilidad de servir sus compromisos comerciales, a lo que se suma la mala situación general de la economía que ha impactado fuertemente en la baja de la demanda de servicios de giro", agrega el escrito y concluye que "nos encontramos obligados a solicitar la liquidación voluntaria".

Click para comentar