Escribe y presiona enter

On
Las cuentas que dejó sin pagar el alemán acusado de hacer perro muerto
El viernes 9 de agosto, al fiscal de Pucón Carlos Contreras le tocó hacerse cargo de singular caso de un señor llamado Fischer Heanz Thors, un turista alemán de 53 años a quien denunciaron por no pagar la cuenta de un restaurante. El día anterior, cuenta el fiscal, el alemán había depositado su anhelante humanidad en una de las mesas del D'Toros, cuya especialidad son las carnes. Pidió un schop, un costillar de cerdo y un agüita de yerbas. Cuando llegó el momento de pagar, "dijo que se sentía mal y que no tenía plata porque sus tarje tas de crédito no funcionaban" , relata Contreras. El administrador del local llamó a Carabineros y Fischer Heinz quedó detenido en la 9a Comisaria.

Antes de iniciarse la audiencia por este modesto caso, a Contreras le llegó otra carpeta investigativa que le facilitó su colega Jorge Calderara. Resulta que a fines de julio Calderara había formalizado a Fischer Heinz por tres denuncias, de dos hostales y un restaurante, que relataban lo mismo: que el alemán, luego de comer y dormir como rey, decía que no podía pagar porque sus tarjetas tenian problemas.

El total de lo consumido en aquellos tres eventos llegaba a los 700 mil pesos. "Como se trataba de un patrón, aquella vez lo formarzamos por estafa reiterada", explica el propio fiscal Calderara. "El imputado quedó con arraigo nacional y con el compromiso de pagar lo adeudado apenas se solucionase el problema con sus tarjetas. Nunca lo hizo".

Volvamos al 9 de agosto. Dado el prontuario que llevaba Fischer Heinz en tan poco tiempo, Contreras le pidió al juez a prisión preventiva. Se la negaron. "El juez lo consideró desproporcionado porque las penas a las que se exponía el alemán eran muy bajas", dice el fiscal. Fscher Heinz salió libre. Pocos minutos después de aquella audiencia, al fiscal Contreras lo llamó su señora para proponerle almorzar juntos. Eligieron un restaurante peruano que ubicado a dos cuadras de los tribunales. Se sentaron, pidieron un pisquito sour, y mientras esperaban los platos de fondo, al lado se sentó un señor de una envergadura inconfundible. Era Fischer Heinz. "Había empezado a pedir. Me puse de pie y les dije a los de restaurante que tuvieran ojo, que este señor acababa de ser formalizado por no pagar las cuentas.

A Fischer Heinz le dijeron que la cocina estaba cerrada y se tuvo que ir", cuenta Contreras. Última correría de Fischer Heinz. Dado que en Pucón lo reconocían hasta los carabineros de tránsito, se fue a Temuco a probar suerte. Un restaurante chino supo de sus destrezas evasivas. Con el alojamiento parece que practicó un cambio de estrategia. Cerca de a una y media de la madrugada de este viernes, las cámaras de seguridad de un mall de Temuco detectaron a un hombre corpulento que salía de uno de los baños. Caminó hasta un restaurante, que a esa hora estaba cerrado, por supuesto, y extrajo un pack de bebidas en lata. Luego, regresó al baño.

Los guardias llamaron a Carabineros. En la audiencia de formalización, un tercer fiscal describió el total de perro muertos que el hombre tenía a su haber: cuatro restaurantes, tres hostales y el hurto del pack de bebidas. La suma de lo no pagado supera el millón de pesos. Acaso su episodio insignia sea el del restaurante Bovinos de Pucón. Sergio WiIson, administrador el local, relata el episodio: "El hombre pidió un vino de 30 mil pesos y platos de carne para dos personas, más aperitivo y postre. La cuenta le salió 72 mil pesos. Cuando iba a pagar, dijo lo de las tarjetas. Le creímos porque unos días antes había venido y pagó. Además se veía un tipo normal".

A pesar de esfuerzo del fiscal de turno, Fischer Heinz quedó, una vez más, en libertad. A la salida del tribunal, comentó en inglés: "Esta es una especie de experimento social. Si vas a un restaurante y dices soy pobre y no tengo dinero, pero voy a conseguirlo pronto, dices la verdad, pero la gente te rechaza. No sé cuánto tiempo más me voy a quedar aquí. Depende de mi experiencia. Pero voy a cambiar mi comportamiento, voy a cambiar mis prácticas". El lunes, acaso en la audiencia definitiva, se decidirá la suerte procesal de Fischer Heinz. Un desenlace muy probable es su expulsión del país.

Click para comentar