Escribe y presiona enter

On
A las 21:30 horas de este domingo, la motonave Coyhaique, que había tocado fondo cerca de la Isla Melchor, junto a Canal Moraleda, fue remolcada siete kilómetros al sur, hasta Puerto Lagunas, en la Región de Aysén. El miércoles pasado, a las 2 AM, la embarcación, que transportaba pescado congelado, 70 remolques y 244 vacunos distribuidos en cinco camiones, emitió una alerta de socorro, porque había sufrido un accidente mientras cubría una ruta comercial entre Puerto Chacabuco y Puerto Montt. Media hora después, una embarcación civil trasladó hasta Puerto Aguirre a 20 pasajeros y a 18 tripulantes de la Coyhaique.
El piloto fue encontrado muerto y la PDI está investigando razones de su deceso. "Se efectuaron trabajos de extracción de agua desde las bodegas interiores con apoyo de motobombas de gran capacidad de desalojo de agua, lo que, sumado a la obturación de averías, produjo que el buque recuperara su flotabilidad", dice un comunicado de la Gobernación Marítima de Aysén. El sábado se creó un "departamento estanco", es decir se cerraron compuertas para aislar herméticamente un segmento de la embarcación y evitar que el agua siguiera entrando. Ese día también comenzaron las maniobras de extracción de agua o "achique", en jerga marina. "Este domingo hubo un aumento de esta capacidad de extracción. Estábamos extrayendo a 90 metros cúbicos por hora.

Hoy se extrajo a más de 200 por hora. Eso permitió que en el corto tiempo, algo que no estaba planificado, el buque pudiera empezar a flotar por sus propios medios", cuenta el teniente de la Armada Gonzalo Jiménez, oficial de operaciones de la Gobernación Marítima de Aisén. Luego de que ingenieros de la Armada revisaran la barcaza, dos remolcadores la trasladaron a Puerto Lagunas. "En ese lugar se encuentra fondeada y se espera que se puedan hacer todos los trabajos o reparaciones de fortuna en forma segura y protegida", cuenta Jiménez. Una reparación de fortuna es la que se realiza de emergencia, luego de un accidente, para que una embarcación pueda llegar a un dique o a un astillero y sea sometida a una reparación mayor. Si las condiciones meteorológicas lo permiten, este lunes otra embarcación con una grúa se acercaría a la Coyhaique, para sacar uno a uno los vacunos. El comunicado de la Gobernación Marítima de Aysén explica que los animales "se encuentran con un plan de hidratación y alimentación, de acuerdo con las pautas entregadas por la autoridad competente y supervisadas por las dotaciones de las tres unidades navales en el área".

"Siempre hay un riesgo de que salgan mal las cosas. A lo mejor el barco no tiene problemas inminentes, pero sí hay que asegurar la estabilidad todavía. Ahora parten los trabajos de reparaciones submarinas, o sea con buzos, y esos son los de mayor complejidad de esta operación", explica Jiménez. César Barrera, gerente general de la empresa Navimag, cuenta que el sitio en el que a embarcación está ahora permite atender mejor a los animales. "Al estar en una posición más estable, quizás podemos soltarlos y hacer una suerte de redil, de manera de poder alimentarlos y de darles agua como corresponde", cuenta. "Es un accidente que para nosotros es doloroso, ya que además uno de nuestros tripulantes falleció", asegura. El ministro de Agricultura, Antonio Walker, había asegurado que en la barca- za había 168 terneros y 76 novillos, de los cuales murieron 32.

Click para comentar